Eficiencia energética: una herramienta clave para reducir nuestra huella de carbono

Categories: Actualidad

Eficiencia energética: una herramienta clave para reducir nuestra huella de carbono

¿En qué se basa el estudio de la huella de carbono?

El estudio de la huella de carbono es una metodología que se utiliza para evaluar y cuantificar la cantidad de gases de efecto invernadero, especialmente dióxido de carbono (CO2), liberados a la atmósfera como resultado de las actividades humanas.

Este tipo de estudio se realiza con el objetivo de medir el impacto ambiental de una organización, producto, servicio o incluso de una persona, y evaluar sus contribuciones al cambio climático. La huella de carbono tiene en cuenta las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero relacionadas con la producción, el transporte, el uso y la disposición de bienes y servicios.

El estudio de la huella de carbono implica el análisis de las diferentes etapas del ciclo de vida de un producto o actividad, desde la extracción de materias primas, la fabricación, el transporte, el uso y hasta su disposición final. También se consideran las emisiones asociadas con el consumo de energía, ya sea en forma de electricidad o combustibles fósiles.

La fórmula para calcular la huella de carbono es sencilla: el resultado se obtiene multiplicando el dato de actividad (o de consumo) por su correspondiente factor de emisión. En base a esta fórmula existen varias metodologías para calcular la huella de carbono (UNE-ISO 14064, GHG Protocol, etc.).

Los datos de actividad se dividen en tres tipos de alcances:

Alcance 1: Emisiones directas asociadas a las actividades de la organización y que están controladas por dicha organización (consumos de combustibles fósiles en maquinaria o vehículos, pérdidas de gases refrigerantes, etc.).

Alcance 2: Emisiones indirectas asociadas al consumo energético adquirido y consumido por la organización.

Alcance 3: Otras emisiones indirectas generadas como consecuencia de las actividades de la organización (viajes de trabajos de transportes externos, distribución del producto elaborado o gestión del fin de vida del producto y de los envases empleados en la distribución, etc.).

Una vez que se realiza el estudio de la huella de carbono, se pueden identificar oportunidades para reducir las emisiones y mejorar la eficiencia energética. Esto puede implicar cambios en los procesos de producción, la adopción de tecnologías más limpias, la promoción de prácticas sostenibles o la implementación de estrategias de compensación de carbono, como la reforestación o la inversión en proyectos de energía renovable.

¿Qué se mide en una huella de carbono?

En una huella de carbono se mide la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos. Los principales gases de efecto invernadero que se tienen en cuenta son:

  • Dióxido de carbono (CO2): Es el principal gas de efecto invernadero y se emite principalmente por la quema de combustibles fósiles como petróleo, gas natural y carbón, así como por la deforestación.
  • Metano (CH4): Se produce en procesos de descomposición orgánica en vertederos, sistemas de tratamiento de aguas residuales, agricultura (ganadería, cultivo de arroz) y extracción de combustibles fósiles.
  • Óxido nitroso (N2O): Se libera durante procesos de combustión, agricultura (uso de fertilizantes nitrogenados y manejo de estiércol) y tratamiento de aguas residuales.
  • Hidrofluorocarbonos (HFC): perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6): Son gases industriales utilizados en la refrigeración, la fabricación de productos electrónicos y otros sectores, que tienen un alto potencial de calentamiento global.

En una huella de carbono, se cuantifican y se expresan estas emisiones en términos de toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente (tCO2e). Esta medida permite comparar y sumar las diferentes emisiones de gases de efecto invernadero utilizando como referencia el potencial de calentamiento global del CO2.

¿Estoy obligada a medir la huella de carbono de mi empresa?

En España, actualmente no existe una obligación legal generalizada para que todas las empresas realicen la medición de su huella de carbono. Sin embargo, hay ciertas empresas y sectores que sí tienen la obligación de realizar este tipo de estudio y reporte. A continuación, mencionamos algunos ejemplos:

  • Grandes empresas cotizadas: De acuerdo con la Ley 11/2018, las grandes empresas cotizadas en bolsa están obligadas a incluir en su informe de gestión anual información sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero y otras informaciones medioambientales relevantes.
  • Empresas sujetas al Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (EU ETS): Las instalaciones industriales que superan ciertos límites de emisiones establecidos por la Unión Europea (UE) están sujetas a este régimen y deben medir y reportar su huella de carbono como parte de sus obligaciones en el sistema.
  • Empresas concesionarias de servicios públicos: Algunas empresas que operan en sectores como el transporte, la gestión de residuos o el suministro de energía pueden tener obligaciones específicas relacionadas con la medición y reducción de su huella de carbono. Esto puede variar según la legislación autonómica y local.

Según la Disposición Final Duodécima de la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética, la reducción de la huella de carbono de las empresas pasará de voluntaria a obligatoria en los próximos meses.

Es comunidades autónomas como Baleares las empresas ya están obligadas a calcular su huella de carbono si tienen los siguientes requisitos:

  • Las empresas que tienen 50 o más empleados en Islas Baleares.
  • Las empresas que facturen más de 10 millones de euros al año.
  • Registro Balear: para empresas que operan de forma parcial o total en Baleares

Otras comunidades, como el País Vasco, ya están publicando sus anteproyectos que dejan ver las obligaciones en sectores determinados de la economía que estaban exentos.

¿Quién puede realizar la medición de una huella de carbono de mi empresa?

La medición de la huella de carbono puede ser realizada por diferentes tipos de empresas o entidades especializadas en servicios de consultoría ambiental y sostenibilidad. En Eprogram podemos acompañarte durante todo el proceso de auditoría y medición de la huella de carbono.

Infórmate sin compromiso en: info@eprogram.es

Comparte en: